Césped

Si no deseamos que nuestro césped sea un rastrojo amarillo sin color ni brillo, no podemos echar cualquier semilla y creer que aflorará tal y como si nada. Debemos tener claros algunos factores a fin de que crezca fuerte y verde.

Por más que nos guste un tipo de césped, puede que, por las peculiaridades de nuestro suelo, el tiempo o bien cualquier otra cosa, precisemos un tipo específico.

Como verás existen muchos factores, así que aquí te traemos las que para nosotros son las claves del éxito ¿quieres tener un tipo de césped de bajo mantenimiento? Entonces tienes que elegir un tipo que sea resistente. ¿Que la calidad de tu suelo tampoco es buenísima? Debes obrar en consecuencia y elegir el que mejor te convenga para evitar quebraderos de cabeza.

La elección del césped va a depender de:

• El clima de nuestra ciudad
• El uso le vayamos a dar
• El tipo de suelo
• La cantidad de sol y sombra
• El cuidado y tiempo que le queramos dedicar

De tal modo que la primera pregunta a la que debes dar contestación es: para qué quieres utilizar el césped.

Una vez resuelta esta cuestión, viene la siguiente: cómo lo vas a mantener. Y una tercera: el factor ambiental. ¿Le va a dar el sol?, ¿va a estar en un buen suelo?, ¿va a estar cerca del mar o de la montaña? Todo suma, y todo resta.

Comencemos por las variedades más habituales.

Qué tipo de césped escoger conforme al uso que vayas a darle

Debido a la amplia cantidad de tipos de césped que existen, es verdaderamente complicado ver las peculiaridades de cada especie para tener claro cuál seleccionar.

Lo más fácil es responderse a la pregunta ¿qué empleo le darás al césped? No es lo mismo adquirir una mezcla de semillas o un tepe para la piscina que convertir el jardín en un santuario verde para admirarlo o utilizarlo para cualquier cosa, barbacoas, reuniones, cenas, comidas, etc…

Tipos de césped para piscina

Podemos seleccionar entre césped artificial o bien césped natural. El artificial es solamente cuando se busca comodidad, hay gente que no lo quiere porque le quita la gracia tanto en el tacto, el color y la fragancia. Además de esto, dan mucho calor y son un cúmulo de bacterias.

Para aquellos que procuran poner un césped natural van a ganar frescor, comodidad por su tacto agradable, higiene (la tierra lo filtra todo) y mucho más. Eso sí, un requiere mantenimiento.

Pero es posible elegir una varieda de césped que no necesite de mucho mantenimiento. Nuestra hierba  debe cumplir con múltiples criterios: debe ser resistente a las pisadas, al cloro, a las inclemencias del tiempo tanto en verano como en invierno y que sea agradable al tacto cuando lo pisamos.

Como no existe una variedad que posea todas y cada una de esas peculiaridades, lo mejor es seleccionar una mezcla de semillas que se apoyen unas en otras en sus debilidades. Una buena mezcla podría contener estas semillas:

• Agrostis tenuis
• Festuca rubra
• Poa pratensis
• Ray-grass

Mezclas de césped a fin de que esté verde todo el año

Conseguir un césped que esté verde todo el año no es sencillo. El tiempo que tendremos que dedicar para llegar a esta meta es medio/alto y va a depender en una gran parte de la calidad del suelo, el riego que demos y la cantidad de veces que cortes el césped.

Si procuramos la mezcla perfecta de semillas a fin de que nuestro césped medre sano, fuerte y verde los doce meses del año, hay una entre las mil mezclas que existen que marcha bastante bien y es:

• Lolium perenne
• Cynodon dactylon
• Poa pratensis
• Festuca rubra

La cantidad de cada uno de ellos debe ser de un cuarenta por ciento, treinta por ciento, veinte por ciento y diez por ciento respectivamente según el orden que hemos puesto en la lista.

La dominancia de uno y otro compensará las debilidades de cada una de las variedades con lo que la simbiosis entre ellas es buenísima. Además de esto, esta combinación de semillas es resistente al calor y entornos salinos de costa.

¿Qué variedades de césped son las más utilizadas?

Primero hay que tener muy presente su resistencia, tanto a las condiciones del suelo como a las horas de sol que recibe la planta y la temperatura media que haya en tu jardín.

En función de eso, se pueden distinguir 2 tipos conforme el clima:

• Los de tiempos cálidos: que acostumbran a tener de hoja gruesa.
• Los de tiempos fríos y no tan fríos: en cambio estos acostumbran a ser de hoja fina.

Céspedes para climas cálidos

Bermuda (Cynodon dactylon)

Asimismo famosa como grama fina o bien gramilla, es la pluralidad más utilizada prácticamente en cualquier parte tanto en jardines privados como en parques públicos e inclusive en estadios de futbol. El mejor para resistir las pisadas, el calor y las sequías. No soporta nada bien las heladas.

Bahía Grass (Paspalum notatum)

De hoja de aspecto grueso y verde obscuro, esta pluralidad no precisa de mucho riego y tampoco un suelo con buena fertilización, a lo que la sombra la acepta bien. Echa las raíces bien profundas y por ende, el pisoteo lo soporta fabulosamente. Se utiliza en muchas ocasiones para estabilizar suelos.

Kikuyu (Pennisetum clandestinum)

Césped muy rugoso y de hoja ancha. Muy usual en jardines de la costa mediterránea en tanto que soporta tiempos salobres bastante bien, como el calor y la sequía. Es el que más resiste las pisadas merced a su densidad. Hya que cortala frecuentemente puesto que medra de forma rápida.

Céspedes para climas fríos

Agrostis (Agrostis estolonifera)

¿No te recuerda a algo este género de césped? Sí, es el de los campos de golf, el que se emplea en los grenees. Propio por su capacidad de aguantar cortes bajísimos y por tener un aspecto de tapete. Es un césped finísimo, que extrañamente se colorea amarillo puesto que aguanta tiempos extremos.

Festuca (Festuca arundinacea)

En las Festucas, la pluralidad Arundinacea, es un césped perenne de color verde obscuro tiene un aguante tremendo a cualquier enfermedad, a temperaturas frías y por si no fuera suficiente, asimismo a tiempos calurosos y a la carencia de agua. No precisa mucho mantenimiento y soporta bien los pisoteos.

Ray-Grass(Lolium perenne)

Es de los modelos de césped que más veloz medra y se usa para regenerar zonas con inconvenientes. Su hoja es bien fina, de bastante densidad y que tiene un color verde bastante refulgente. Resiste bien el frío y el calor, mas no las sequías y la carencia de agua, hay que mimarlo y de comer. Se usa bastane como forraje por calidad nutricional.

¿Qué uso le darás al césped?

Mas vamos a ahondar un tanto aún. Procurando contestar a el interrogante del inicio: ¿qué piensas hacer con y en tu césped?

Lo quieres con empleo decorativo: para una función ornamental, debemos seleccionar variedades de hoja finísima, tupida, espesa. Ojo, no es un césped para ser pisado frecuentemente (mejor prácticamente jamás), y el nivel de cuidados que demanda es bastante alto. Tenlo claro: hay que segarlo todas y cada una de las semanas por lo menos. Asimismo las semillas son más caras, y el ahínco tarda algo más de tiempo en dar su fruto. Entonces compensa.

Por sus nombres científicos, que los detalles son esenciales. El césped ideal para empleo ornamental responde a las variedades siguientes: Festuca ruba, Agrostis estolonifera, Dichondra repens y Ray-grass (el tradicional y tan alabado césped inglés), eso por refererir los más usados.

Lo quieres para empleo deportivo: es bello, mas no tanto como el de los jardines ornamentales. Lo bueno que tiene es que se goza no solo con la vista, sino resiste cuanto queramos hacer con él. Soporta las pisadas, las carreras del cánido, los balonazos. Además de esto, se trata de variedades más resistentes a las plagas, el enorme contrincante del jardín.

¿De qué variedades hablamos? Del Ray-grass inglés (asimismo en un caso así, por el hecho de que se trata del género de césped más usado, y la realidad es que sirve para todo, si bien te advierto de una cosa, el cuidado de esta genuina alfombra natural precisa bastante esfuerzo), la grama o bien Cynodon dactylon, Festuca arundinacea, Poa pratensis, Agrostis.

cesped para jardin

Para el disfrute de toda la familia: se trata de un supuesto, realmente, similar al precedente. Eso desea decir que buscas un césped con intenciones lúdicas, para moverte en él, para tumbarte, a fin de que los pequeños hagan sus travesuras. Y tampoco tendrás tiempo en demasía para dedicarle, que la familia es lo primero. Debe ser resistente.

¿En un caso así, qué escojo? Puesto que te irá bastante bien con las Poas y las variedades más sufridas del Agrostis. Claro que, si te quieres dar el lujo, pues tu objetivo es ser el virtuoso del jardín, ya te pones el listón alto con un buen Ray-grass. Entonces es que te va el color verde intenso.

Una curiosidad, el césped duro: nos referimos al césped de batalla, de hoja ancha, el que por un motivo o bien otro va a sufrir; por un suelo salino, pues el frío arrecia en invierno, por el hecho de que amenaza la sequía cada verano, por el hecho de que realmente no piensas hacerle caso omiso. Entonces ha llegado el instante de los resistentes, esto es, del Pennisetum clandestinum (lo cierto es que el nombre lo afirma todo), del Stenotaphrum secundatum, el Cynodon…

¿Qué tipo de césped escoger?

Si únicamente lo voy a contemplar, optaré por una variedad ornamental de hoja finísima. Si debe aguantar el pisoteo incesante, por el hecho de que pienso montarme unos partidillos de futbol con los amigos, puesto que mejor escogemos una pluralidad sport, enormemente resistente a las carreras, los saltos, las caídas… y los tantos.

Como primera conclusión, seleccionar bien el género de césped es un primer paso, esencial, para entonces gozarlo en todas y cada una de las estaciones del año.

Composición del césped

Del césped lo que contemplamos a primer aspecto es su hoja, de forma que somos capaces de distinguir una hoja rústica bien resistente, mas probablemente menos vistosa que esa alfombra de color verde intenso y hoja frágil que adorna los jardines ingleses. Mas hay más cosas que ver.

El césped, como cualquier especie vegetal, nace de sus raíces, y medra mediante los tallos. Eso en el caso de su parte perceptible, asimismo llamada espolón, por el hecho de que hay una parte mínima del tallo que se sostiene bajo tierra, y que en un caso así recibe el nombre de portainjerto.

Entre las dos partes se halla la corona, que es la base del césped propiamente dicho, que se abre al nacimiento de nuevos brotes de hojas, en sus diferentes variedades, como ya te he dicho.

¿Cuál es el mejor momento para sembrar el césped?

El césped es como la misma vida. Importa el qué, el de qué manera y evidentemente el en qué momento. Ya hemos hablado sobre los modelos de yerba que puedes seleccionar, mas hay más cosas a tomar en consideración, pues en función de las variedades de césped, de los modelos de césped natural, hay que actuar de una forma o bien otra en el momento de la siembra, y asimismo de los cuidados que requiere el verde.

No todas y cada una de las semillas de césped demandan exactamente el mismo cuidado, puesto que, como sabes, existen muchos factores en tomar en consideración, aparte de que, hilando fino, las variedades de césped para jardín que reconoce la Botánica ya van por las diez mil. Esto es, que imagina cuántos géneros de césped hay.