Cultivo

Si eres de los que tienen todo organizado antes de empezar un proyecto, este artículo es ideal para ti. Como señala el título: “Qué necesito para plantar un jardín”, hablaremos acerca de todos y cada uno de los elementos y productos que habitualmente son precisos para crear y también cuidar, así sea, un jardín de plantas y flores o una huerta en casa.

Crear y mantener un jardín conlleva desde los contenedores o espacios en los que vamos a poner nuestras plantas, hasta los productos para controlar las malas hierbas y las plagas, pasando también por claro por los diferentes fertilizantes que ayudarán a nuestras plantas a crecer fuertes y produciendo gran cantidad de flores ,o bien, frutos.

¿Qué necesitas para plantar un jardín?

Materiales necesarios

Los productos de jardinería, así como los elementos necesarios para hacerlo, dependerán de las dimensiones que tengamos destinadas para ello. No es lo mismo un espacio en el porche (donde habitualmente no pondríamos un huerto y utilizaríamos macetas y contenedores) que el terreno del jardín trasero, donde plantaríamos directamente en el suelo.

Herramientas Básicas

Cuando hablamos de herramientas de jardinería, hay un conjunto básico que es imprescindible tener, las herramientas de mano, como palas, tijeras, rastrillos y otras que te permitan trabajar de forma cómoda en zonas pequeñas o de difícil acceso.

En el caso de que tu jardín o huerto sea grande, necesitarás contar con herramientas de tamaño convencional como rastrillos, palas, tijeras, motosierras o un cortacésped.

Algo totalmente imprescindible son los guantes, que te protegerán de arañazos, pinchazos e incluso picaduras de insectos.

Por último, y vital para un buen jardín o huerto, necesitarás un mecanismo de riego, ya sea una manguera, una regadera o un sistema de riego por goteo.

Contenedores

Aunque tengas un espacio amplio para tu jardín, es habitual utilizar macetas, ya sea para un rincón o para colgarlas de la pared. A la hora de adquirir contenedores debes tener en cuenta no solo el espacio del que dispones, sino también el tiempo que le vas a  poder dedicar a tu jardín.maceteros amazon

Cuanto más grande sea el macetero, se secarán más lentamente, esto también sucede con los que están fabricados de madera o terracota, mientras que los de plástico se secan rápidamente, lo que conllevaría tener que dedicar más tiempo al riego.

Encontrarás contenedores tanto si lo que te interesa es la jardinería vertical (muy útil si no dispones de mucho espacio), cestas colgantes, macetas con sistemas de auto-riego, y una cantidad ingente de modelos y colores. Es importante diseñar primero tu jardín y elegir los contenedores en función a ese diseño.

Tutores

En caso de que queramos huerto urbano, hay plantas como las tomateras, entre otras, que necesitan de tutores para crecer bien y que no se dañen los frutos. Estos tutores pueden ser desde trozos de madera, alambres o cañas. También hay diferentes tipos de plantas, como enredaderas y trepadoras que necesitan un tutor que las guíe por donde queramos que crezcan.

Semilleros

semilleros amazonSi quieres cultivar sin necesidad de comprar las plantas cada vez que sea necesario replantarlas, necesitarás semilleros. No es estrictamente necesario comprarlos, ya que hay muchas opciones caseras para fabricarlos. Habitualmente, cuando se va a cultivar desde semillas, son necesarios, al menos dos tamaños de semilleros, uno para iniciar, que es más pequeño y otro para cuando hagas el repicado.

Sustratos

El sustrato es uno de los elementos más importantes para el buen desarrollo de tus plantas y de tu huerto. Si plantas directamente en tierra, lo ideal sería hacer una evaluación de tu suelo a ver si debes mejorarlo, si se encharca mucho apenas llovizna o bien si se compacta, indudablemente, necesitaras remover y mezclarlo con un buen compost, humus de lombriz, etcétera

Si tendrás un jardín con contenedores, es ideal tener a mano siempre una buena tierra para macetas de calidad o bien la materia prima para fabricar tu propio sustrato, como vermiculita, compost, humus de lombriz, arena gruesa, etcétera

Controlando plagas y malas hierbas

Este es un detalle que raras veces tenemos en consideración ya antes de empezar el jardín o bien la huerta. Nos guste o no, van a aparecer plagas y malas hierbas entre nuestras plantas.

De ahí que cuando charlamos de que necesito para hacer un jardín debemos tomar en consideración las indeseables malas hierbas en el jardín, conque siempre es bueno comprar herbicidas a los que podamos echar mano cuando la cosa se sale de control y los productos caseros no nos han funcionado.

plaga jardinSi hablamos de prevenir, los mulching acostumbran a ofrecer un buen control de malezas, los acolchados pueden ser orgánicos o inorgánicos y se eligen generalmente dependiendo del lugar donde los vamos a poner.

Las plagas son algo con lo que más de una vez vamos a deber lidiar si bien no deseemos, los pulgones, las cochinillas y múltiples géneros de hongos son los más usuales y usuales. Para las plagas también existen remedios caseros, mas no está de sobra tener a mano un fungicida y un insecticida para cuando tenemos un problema serio.

Tratemos siempre de seleccionar productos fitosanitarios ecológicos. Si lo que haces es una huerta, utiliza siempre productos orgánicos, no olvides que luego estarás consumiendo esas verduras y tu familia.

Los Fertilizantes, Abonos y Aditivos

Ya hagas los cultivos en tierra o en macetas, antes o después te enfrentarás a la deficiencia de nutrientes, ya sean macronutrientes o micronutrientes. La deficiencia más habitual es la de hierro, pero así mismo podemos encontrarnos con carencias de potasio y fósforo.

Para estos casos lo más frecuente es seleccionar un fertilizante equilibrado de liberación lenta, estos pueden ser líquidos o bien granulados, un fertilizante de este tipo lo vas a usar siempre, así que es una buena adquiere de antemano.

El resto de los aditivos existentes de cara al desarrollo del jardín o bien de la huerta, como quelatos o bien sulfatos, no es necesario tenerlos en stock, solo los compraremos en el momento en que nos surja la necesidad.