Pájaros

La existencia de animales como las aves en los jardines son una gran ayuda para la vida vegetal de estas zonas verdes. Los pájaros inundan el espacio con sus trinos y armonías, capaces tanto de relajar como de levantarnos el ánimo al producir una experiencia de contacto directo con la naturaleza.

Para gozar de su compañía en el jardín existen muy diversas formas de crear un entorno idóneo a fin de que se aproximen y continúen cno nosotros durante mucho tiempo.

Las condiciones que favorecen la presencia de aves en nuestro jardín son: cobijo para anidar, alimento, agua, ya sea para beber o para bañarse o refrescarse, árboles y arbustos donde posarse y rincones donde se encuentren a salvo del acecho de predadores, sobre todo de gatos.

como-hacer-casa-para-pajaros-jardin

Atraer pájaros al jardín con alimento

Como generalmente ocurre con los animales, la clave para tenerlos cerca es facilitarles el acceso al alimento. En el caso de los pájaros que pueden llegar al jardín, alén de que cada especie tiene sus preferencias, lo más apropiado es contar con de múltiples clases de semillas y cereales, como el girasol, alpiste y avena, así como restos de comida, frutas, queso y pan. Este menú variado ofrece opciones alternativas a una enorme diversidad de aves.

Lo más conveniente es poner cantidades no muy grandes de estos productos en comederos de madera, pequeños recipientes bien sujetos a algún árbol o bien arbusto grande (o bien a un poste o bien una pared, si se carece de los primeros) a fin de que el viento no los vuelque. Es recomendable no cargarlos hasta el borde, para eludir que exactamente el mismo viento arrastre porciones de comida.

comederos pajaros jardinDe todas maneras, ciertas especies de aves tienen gustos particulares. Los mirlos y zorzales son atraídos por las zonas del jardín donde se amontonan las hojas secas o bien por determinados géneros de acolchado, debido a que se nutren de los insectos y lombrices que medran merced a la materia en descomposición del suelo. Si este mantillo de hojas se remueve con determinada frecuencia, los insectos y las semillas quedan al descubierto y favorecen la presencia de más aves.

Los carboneros y herrerillos se nutren de cocos y otros frutos y les agrada comer colgados de ramas y hojas en situaciones gimnásticas (con la cabeza cara abajo).

Las palomas, por su lado, prefieren los granos de trigo y maíz, mas estas aves representan un problema: su comportamiento invasivo espanta a otras especies.

Casas nido, cobijo para las aves

Aparte de los espacios naturales (las copas de los árboles), se puede contar con de una excelente herramienta a fin de que los pájaros se alojen: las cajas nido. Conforme la Sociedad De España de Ornitología (posicionamiento web), las aves que usan con una mayor frecuencia estas construcciones son los de la familia de los páridos, particularmente los herrerillos y carboneros. Otras especies asimismo los aprovechan, como gorriones, trepadores, estorninos, petirrojos, vencejos y autillos.

Los herrerillos y carboneros son los primordiales usuarios de las cajas nido que se instalan en los jardines

Edificar una casa nido es una labor fácil. Consta de un habitáculo de madera, con una tapa superior y una entrada por la pared frontal. Conforme a qué aves se pretenda alojar, cambian las medidas generales y el tamaño del agujero de entrada, a fin de que se adecúen a sus necesidades.

casas nido jardinLo más apropiado es colgar la caja nido de una rama de un árbol, de tal modo que quede por lo menos a unos treinta centímetros del leño, para no dañarlo. De todas formas, se debe comprobar la instalación cada año, con el objetivo de revisar que se sostiene en buen estado y de esta manera eludir caídas y posibles accidentes familiares.

Para resguardar la madera de los efectos de la humedad, la posicionamiento web en buscadores aconseja la aplicación de una capa de pintura antimoho. Además de esto, cada año se puede fortalecer esta prevención con una mano de aceite de linaza, que se debe dar solo por el lado externo y no cerca del hueco de la entrada.

Agua y seguridad para los pájaros en el jardín

Otro elemento que atrae a los pájaros al jardín es el agua. De ahí que, un recipiente con agua es el complemento conveniente para el comedero, al paso que una pequeña fuente o bien estanque les ofrece la posibilidad de refrescarse y darse genuinos baños. En verano o bien días calurosísimos, este es un aliciente más a fin de que las aves habiten el jardín.

Lo que se debe eludir, lógicamente, es la presencia de predadores. Los gatos son los más habituales, mas asimismo hay otros, conforme la zona, como halcones e inclusive ardillas. Si un gato vive en la casa y, de todas formas, se busca que el jardín sea visitado por pájaros, lo aconsejable es no permitir que el felino llegue a ese espacio de la casa.

Por su lado, una forma de resguardar las casas nido es ponerlas sobre rosales o bien otros arbustos espinosos o bien bastante difíciles de escalar. Estas plantas marchan como “barrera natural” para impedir que no solo gatos, sino más bien asimismo por ardillas, comadrejas o bien ratones, alcancen y estropeen las construcciones de madera.