Perros

Lo creas o bien no, es posible tener perros y un precioso jardín. Con un tanto de planificación y esmero, tu miembro peludo de la familia puede cohabitar pacíficamente en un exuberante espacio al aire libre que os puede hacer felices a los dos.

Crea Espacios para los Perros en Tu Jardín

Crea un espacio de juego para perros. Marca el espacio con una cerca de madera o bien hierro, bloques de cemento o bien piedras. La idea no es encerrar a tu can ahí, sino más bien delimitarla. Pon algo de tierra y quizás un tanto de arena y cubre el área con hojas, madera, corteza de árboles…

Para alentar a tu perro a que utilice su nueva zona de juegos, cerciórate de que vea como entierras uno de sus juguetes preferidos o bien algún snack en un algún juguete bajo la superficie y anímalo a que los encuentre. Es conveniente que repitas esta rutina las veces que sea preciso para que comprenda que ese espacio es suyo.

Si le agrada excavar y con un tanto de suerte, es posible que lo hayas estimulado a limitar las excavaciones únicamente en su zona.

Añade control canino del tiempo. Para asistir a que tu can esté cómodo en los días calurosos, y para eludir que cave en el suelo en pos de un sitio fresco para reposar, crea una fosa de enfriamiento en tu patio.

Cava un área poco profunda que sea suficientemente grande para que tu can se acueste con comodidad. Como recubrimiento pone una capa delgada de específico húmedo sobre el espacio. Antes que el específico se seque, haz ciertos orificios en el fondo, del tamaño de un desarmador para dejar que drene.

En el momento en que el específico esté seco, cúbrelo con cerca de 6 pulgadas de arena blanca para arenero. Mantén la arena húmeda con agua a lo largo de los meses más calurosos del año, es prácticamente seguro que tu cánido va a saber precisamente a dónde ir para refrescarse.

Como ventaja auxiliar, cuando tu mascota se levante de su sitio, la arena sencillamente se va a caer cuando esté seca. Otra alternativa para asistir a que tu can se sostenga fresco al aire libre es una piscina. Elige una que esté elaborada con plástico resistente. Los lados de la piscina han de ser suficientemente bajos a fin de que pueda entrar y salir con sencillez.

Crea un Jardín Sin Olvidarte de Tu perro

Adelanta su vigilancia perimetral. Los perros rondan los límites de su territorio de forma rutinaria conque lo mejor va a ser eludir plantar algo alrededor del perímetro de tu jardín. Considera la posibilidad de forrar su camino con flora puesto que les da una buena sensación a las patas de los cachorros y asimismo disfraza los espacios gastados que se hallan justo a la vera de la cerca o bien borde de tu jardín.

Puedes emplear agujas de pino, hojas o bien otros materiales naturales suaves. Ten presente que aunque las piedras, rocas o bien otras superficies duras están bien a fin de que las personas paseen, los perros prefieren superficies más suaves.

Si el camino al filo de tu jardín semeja estar medrando merced a la actividad de patrullaje de tu cánido, considera la posibilidad de poner cercas ornamentales o bien alguna otra barrera por la parte interior a lo largo del borde del camino para eludir que tu cánido haga un pasaje innecesariamente ancho que invade el resto de tu jardín.

Resguarda tu jardín. Usa lechos elevados construidos con madera, ladrillo ornamental o bien piedra para tus plantas. Esto evitará que tu can corra mediante tus vegetales, flores y yerbas, o bien que se acueste en medio de ellos para tomar una siesta. Otra alternativa es utilizar macetas para jardín. Una tercera opción es edificar una cerca simple cerca de tu jardín. Puedes emplear malla de alambre con postes de acero. La cerca debe tener cerca de cuatro pies de altura. Asegúrate de sepultar la malla y los postes suficientemente profundo a fin de que continúen seguros.

Evita las plantas tóxicas y los químicos. Al escoger qué poner en tu jardín, toma en cuenta que ciertas plantas son tóxicas para las mascotas. Debes eludir todos y cada uno de los vegetales o bien sostenerlos lejos y a salvo de tu can, incluyendo las berenjenas, tomates, papas, cebollas y ruibarbos.

Las plantas potencialmente tóxicas incluyen a las dedaleras, belladonas y delphinium. Los árboles que debes eludir son los almendros y nogales, cerezos y árboles que generen frutos que poseen semillas. Los insecticidas, herbicidas, pesticidas y fertilizantes que bastantes personas usan en primavera para dar la vida a sus pastos y jardines están repletos de productos químicos que son peligrosos para las mascotas.

El procedimiento tradicional de cuidado de las plantas o huertos extiende pesticidas tóxicos en todo el césped, esto representa un peligro notable para mascotas, pequeños y para el medioambiente. Los fertilizantes sintéticos que poseen productos químicos de acción veloz y que están hechos con comburentes fósiles como el gas natural y el lignito son otro inconveniente en el cuidado usual del césped.

Estos productos químicos pueden abrasar el pasto y matar tanto a lombrices de tierra como a los organismos ventajosos que se hallan el suelo. El exceso de fertilizantes puede filtrarse en las vías acuíferas próximas, lo que va a fomentar la polución y floración de algas dañinas.

La meta del cuidado orgánico del pasto es generar un césped y un suelo saludables mediante la utilización de fertilizantes orgánicos naturales. Un césped orgánico tiene sus raíces medrando desde lo profundo del suelo, lo que las hace menos frágiles a la sequía, maleza, insectos, enfermedades y otros factores de agobio.

Emplea estacas de forma segura. Para mantener o bien estabilizar plantas o bien árboles jóvenes con estacas, evita utilizar alambres finos pues probablemente tu can no los vea mientras que anda cerca de tu jardín. En cambio, anuda tiras de lona, banderas o bien listones a los alambres o bien usa protectores de plástico.

Además de esto, si estás plantando árboles jóvenes, de forma especial si tu can es macho, resguárdalos con vallas de alambre a lo largo de los primeros 2 o bien 3 años.

Lidia con las quemaduras de orina y los desechos de tu mascota. Existen múltiples formas de tratar las marcas de quemaduras en el pasto causadas por la orina de can. Una forma es lavar la zona con una manguera cuando tu mascota haya orinado. Asimismo puedes cubrir el área con más o menos una pulgada de abono. Cualquier procedimiento va a ayudar a reequilibrar el pH de la tierra y reducirá las quemaduras de orina.

Lo más probable, es que el origen de este inconveniente sea el pH alcalino de la orina de tu cánido. Si el pH de la orina del cánido es superior a siete va a matar el césped. Con cierta frecuencia los granos que poseen los comestibles para mascotas son la causa del pH elevado y quitarlos de la nutrición de tu can, realmente puede hacer que su orina se transforme en un fertilizante en lugar de un asesino de pastos. Además de esto, la mayor parte de los perros están consumiendo comestibles secos que no poseen la humedad conveniente, esto da como resultado una orina demasiado concentrada y alcalina.

Si tu can ya tiene un sitio concreto en tu jardín, ya llevas mucha ventaja. Si todo el patio es su baño, considera adiestrarlo a fin de que utilice solo un área. Recoge las heces de tu mascota tan pronto como puedas una vez que evacue.